Social Icons

google plus Canal en YouTube

Featured Posts

-

24 de mayo de 2015

Sexo, drogas y rock and roll

Puede que ni el título ni el contenido de la entrada de hoy sean los más adecuados para un blog autodefinido como "de salud" pero no me importa. Como ya dije, hace mucho que escribo poco. Nadie es perfecto, y yo menos. 


La película. Mediante un anuncio, dos desconocidos conciertan una cita para satisfacer una fantasía sexual. Quedan en un hotel, practican sexo y se despiden hasta la siguiente semana. Mantienen, como la propia protagonista define, una "relación pornográfica". Sin nombres, sin historias personales y sin complicaciones sentimentales. Puro sexo, sin más, hasta que el amor, la incertidumbre y el miedo al rechazo aparecen en escena. Una relación privada (Fréderic Fonteyne, 1999) es una historia que en el principio rompe con los estereotipos de las relaciones sentimentales, pero que al final cae en los tópicos de una típica historia de amor. Porque el sexo solo es un juego. Lo verdaderamente peligroso es el amor.


- No nos conocemos
- Las personas nunca se conocen. Si no nos conocemos a nosotros mismos, imagina a los demás.

El libro. Sara es adicta a las pastillas y a la televisión basura y solo sueña con participar en su programa televisivo favorito. Además de la adicción a la heroína, su hijo Harry comparte con su novia y su mejor amigo el deseo de abrir un café bohemio que les permita abandonar su oscura y angustiosa relación con las drogas. Réquiem por un sueño (Hubert Selby Jr., 1978) retrata el vertiginoso descenso a los infiernos de cuatro personas que sucumben a sus adicciones, mientras que sus vidas y sus sueños se van destruyendo.


La canción. Tenemos el sexo, tenemos las drogas y nos falta el rock. Y nadie mejor que él, El Rey, para ponerle la música a este domingo con una canción atemporal, versionada entre otros por Pet Shop Boys, Ryan Adams y Damien Rice, que desgarra el alma y que me ha costado un mundo elegir. Termina este post con Always on my mind (Elvis Presley, 1972).




Feliz domingo para todos.



12 de mayo de 2015

Respect #DíadelaEnfermería

El tiempo pasa, no sé si de forma cíclica o lineal, lo único cierto es que el ocaso de un día trae consigo el inicio del siguiente. Y lo mismo ocurre con las semanas, los meses... Pasa el tiempo y de nuevo es 12 de Mayo, Día Internacional de la Enfermería. 


Como ya he escrito algunas entradas sobre el tema (2011, 2012, 2013, 2014), ni me voy a poner filosófica ni me voy a extender demasiado. Hace mucho que escribo poco. Eso sí, desde mi humilde consulta y mi casi olvidada bitácora seguiré luchando por una Enfermería Visible que ni se conoce ni se respeta.

La figura de la enfermería en las series de televisión nunca ha salido bien parada. Eso cuando aparecen; el Hospital Central o el Seattle Grace Hospital de Anatomía de Grey son dos colosos centros de atención sanitaria capaces de liderar audiencias y funcionar a la perfección con una escasa participación de la enfermería. ¿Os imagináis algo así en un hospital de verdad?

Pero ¡oh, sorpresa!, algo me llamó la atención en el último episodio de Anatomía de Grey. Quizás porque se me haya pasado (la he seguido de forma intermitente) o quizás porque Shonda y sus guionistas [¡atención, spam!] están turbados con tanta sangría de facultativo protagonista [fin del spam], diez segundos de la citada serie me supieron a gloria. Nunca antes en la ficción (ni a veces en la realidad) había escuchado tantas veces y con tanto sentido la palabra nurse (enfermera). 


Si eres enfermera, defiende, lucha y haz visible tu profesión todos los días del año. Si no lo eres, conoce, escucha y respeta a las enfermeras. Luego, haz lo que creas conveniente.





Referencias utilizadas:
- Diario El Mundo. Sección Salud. Un 60% de los españoles no sabe qué hacen los enfermeros (11-05-2015).
- Etiquetas sobre Alerta ATS en Twitter.
- Enfermería Visible: La imagen de las enfermeras en series de TV españolas, por Dr. P. Ruymán Brito Brito. Enfermero. Editor del blog “El diagnóstico enfermero”.
- La pildorita 2.0: Soy enfermera.
- La pildorita 2.0: ¿Enfermera? ¿Por qué, por qué, por qué?
- La pildorita 2.0: Lo esencial, ¿es invisible para los ojos? #24h24p
- La pildorita 2.0: A pesar de todo... #happytobeanurse.
- La pildorita 2.0: entradas sobre la iniciativa Enfermería Visible.



26 de abril de 2015

Hey, sister!

Intentar definir hermano con una sola palabra me ha resultado difícil, pero hay una que puede hacerlo a la perfección y que me gusta mucho. Un hermano es compartir. Compartir tiempo, risas, travesuras, juegos, secretos, peleas, ropa, genética (aunque esto no es indispensable), alegrías, tristezas, vida... Una de las mejores personas con las que puedes compartir tu vida es tu hermano.


Los hermanos y las no siempre idílicas relaciones fraternales han dado mucho juego en películas, libros y canciones. Empezamos.

La película. Hannah, Holly y Lee son tres hermanas muy unidas pero muy diferentes. Hannah es la mayor, triunfadora y pilar de la familia además de ser la hermana, madre y esposa perfecta. Holly es más sensible e insegura, sueña con ser actriz o escritora o quién sabe con qué. Lee es la menor de las tres; tuvo problemas con el alcohol y ahora vive con un pintor rudo e irascible mucho mayor que ella. Cuando algo va mal, las dos menores se apoyan en Hannah, cuya vida no es tan idílica como parece cuando conocemos que Elliot, su actual marido y Mickey, su ex-marido, están enamorados de sus otras hermanas.

Este lío de personajes, relaciones fraternales e idas y venidas sentimentales son los protagonistas de Hannah y sus hermanas, una película que solo podía ser obra de ese genio neurótico, que también aparece en el filme, llamado Woody Allen (1996).


El libro. Trata sobre la vida de cuatro hermanas, Jessica, Leonie, Mathy y Mary Jo y de su familia. A pesar de tratarse de una historia familiar sencilla repleta de situaciones previsibles, los miedos, amores, alegrías, secretos y desengaños de los personajes encajan de forma perfecta como las piezas de un puzzle que te engancha hasta su final.

Esta novela llena de personajes, donde los secundarios aparecen y desaparecen pero siempre dejan huella, expone de forma impecable la personalidad y acontecimientos que han marcado la vida de cada uno de ellos. Quizás nos identifiquemos con alguno o simplemente no tengamos la necesidad de hacerlo, pero su sencillez, humanidad y el amor que les mantiene unidos hacen de su historia un libro maravilloso llamado Cuatro hermanas (Jetta Carleton, publicado en 1962 y traducido al castellano en 2009).

La canción. Como siempre, terminaremos este post tan fraternal con música. Esta vez será con una canción que le encanta a una persona muy especial, a la que va dedicada la entrada de hoy. Me despido tarareando Hey brother (Avicii, 2013).



Ahora sí, la dedicatoria completa. Esta entrada va para todos los hermanos, primos o amigos que ejercen como hermanos y, sobre todo, para la mejor hermana del mundo, que es la mía y que en nada cumple años. Si tuviera que elegir una mejor hermana, sin duda y mil veces te elegiría a ti.

Feliz domingo para todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...