Social Icons

google plus Canal en YouTube

8 de febrero de 2015

Bebo para olvidar que soy un borracho

-¿Qué haces ahí?
-¡Bebo!
-¿Por qué bebes? 
-Para olvidar.
-¿Para olvidar qué?
-Para olvidar que siento vergüenza.
-¿Vergüenza de qué?
-¡Vergüenza de beber!*


La bebida es el tema principal en esta conversación entre el Principito y el bebedor que habita el tercer planeta. Y también ha dado título a un buen puñado de películas, libros y canciones. 

La película. Se puede pasar de beber para celebrar la vida a malvivir para beber. Del cielo al infierno en unos cuantos tragos. Así podemos definir la vida e historia de amor de Joe y Kirsten, los protagonistas de Días de vino y rosas (Blake Edwards, 1962). La magnífica interpretación de Jack Lemmon y Lee Remick, un gran guión y su excelente banda sonora convierten este drama en uno de los grandes clásicos de la historia del cine.


El libro. Si en la película de hoy el alcohol convertía en trío a la pareja protagonista (ella, él y la botella) mostrándonos de golpe el drama del alcoholismo, en el libro su efecto es opuesto. ¿Puede el vino tener efectos beneficiosos en una de las llamadas "enfermedades invisibles"? ¿Qué estarías dispuesto a hacer por averiguarlo? M.M. vuelve a la carga en unos escenarios inmejorables y acompañada de unos personajes sorprendentes. Vino, misterio e intriga son los ingredientes principales en nuestro libro de hoy, Los posos del vino amargan (Andrés Carretero, 2014).


La canción. Para quitar el amargor que nos dejó el libro terminaremos con una canción dulce, aunque hay dulzuras más amargas que los posos del vino. Para no oírnos, para no vernos, o simplemente porque nos divierte el juego, nos bebemos la entrada de hoy con Vetusta Morla y una de mis canciones favoritas, Maldita dulzura. Y ya callo y río y bebo.



Aunque nunca se olvida del todo, prefiero intentarlo de otra forma. ¡Salud! Y feliz domingo para todos.


*Texto extraído de El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry.

2 comentarios :

  1. El comienzo de la entrada de hoy es perfecto. El resto del post debía ser muy bueno para estar al mismo nivel. Y lo es.
    Como nos tienes acostumbrados cada domingo: perfecta en la sencillez o sencillamente perfecta.
    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, ¡qué bien hablas maisis! Tienes que volver a participar en otra entrada pronto.
      Muchísimas gracias por tus palabras, tus ánimos y apoyo incondicional.
      Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...